La Ansiedad

Hola, me presento, soy Ansiedad y me gustaría hablarte un poco de mi.

Son muchos los seres que habitan este planeta que padecen de mí, pero, ¡vaya! Me estoy adelantando, me gustaría que sepas quién soy y por qué te acompaño.

Soy un estado mental que te provoca inquietud, inseguridad, angustia/euforia. Dicen que cuando me presento es porque estás pensando constantemente en lo que pasará y no vives tu presente.

A veces, para apartarme un instante de tu vida lo haces de diferentes formas, por ejemplo: comiendo.

La Ansiedad
La Ansiedad

No alcanzas a degustar lo que ha entrado a tu boca, cuando tragas y estas apresurado por dar el próximo bocado.

A veces, cuando tu mente te controla sobremanera me puedo expresar de una forma más agresiva como con crisis de pánico.

Crisis de pánico debe aparecer sólo en algunos instantes de tu vida que sean extremos, como lo vendría siendo que tu vida estuviera en riesgo. Te explico:

Imagínate que estas caminando por la selva y de pronto aparece un león. Tu cuerpo mandara señal de alerta para que sepas como actuar en ese momento. Comienzas a liberar adrenalina.

La adrenalina es una hormona y un neurotransmisor que se libera en situaciones de emergencia, pero tu cerebro cada vez que sufres crisis de pánico cree que estás ante una situación límite y comienza a provocarte diversos síntomas, tales como incrementación de la frecuencia cardiaca, dilatar las vías aéreas que permite captar una mayor cantidad de oxígeno aumentando el rendimiento físico para responder a un aumento de actividad repentino (como puede ser la huida). La contracción de los vasos sanguíneos en casi todo el cuerpo redirige la sangre a través del corazón, pulmones y los principales grupos musculares para ayudar a la respuesta física inmediata.

Se estima que un 25% de las personas pueden sentir a Ansiedad en su vida al menos una vez. Si no lo has hecho, entonces puede ser que hayas compartido con alguien que la padezca.

Es fácil reconocerles porque padecen de: preocupación, temor, inseguridad, dificultad para decidir, miedo, pensamientos negativos sobre uno mismo, temor a la pérdida del control, dificultades para pensar, estudiar, o concentrarse, todo esto y más a nivel cognitivo.

A nivel físico los síntomas son: sudoración, tensión muscular, palpitaciones, taquicardia, temblor, molestias en el estómago, dificultades respiratorias, dolores de cabeza, mareo, náuseas, etc.

En cambio a nivel observable podrías notar lo siguiente: evitar de situaciones temidas, fumar, comer o beber en exceso, intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.), ir de un lado para otro sin una finalidad concreta, llorar, quedarse paralizado, etc.

¿Conoces a alguien que constantemente este conmigo? ¿Ese alguien eres tú?

Me gustaría darte algunas recomendaciones para que me dejes ir.

  1. Reiki

Por lo general las personas que están con Ansiedad sólo tienen que tomar un momento para relajarse en un lugar tranquilo. El Reiki, como terapia, se realiza en un entorno muy calmante y relajante.

Terapia de Reiki
Terapia de Reiki
  1. Meditar

Un ejercicio para combatir la ansiedad y angustia es aprender a meditar. Lo principal es que aprendas a relajarte mediante pensamientos que te inspiren confianza en ti mismo y te amplíen tu comprensión. Recuerda que la meditación no sólo se lleva a cabo en un lugar especial, la puedes emplear cuando vas a trabajar, cuando esperas en la fila, cuando haces tus labores cotidianas.

Mujer Meditando
Mujer Meditando
  1. Flores de bach

Se aconseja el uso de esencias florales especialmente cuando nos sentimos atascados en emociones que no podemos soltar, en estados de profunda tristeza y en estados de shock. La esencia floral nos ayuda a fluir y a soltar o expresar la emoción oculta o reprimida por la ansiedad u otras causas debidas al exceso de estrés.

Flores de Bach
Flores de Bach

No te impacientes más, vive al hora, anda con calma y verás como poco a poco te dejo hacer tu vida.

Post Author: sowelu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *