Uso terapéutico de los Registros Akáshicos

Los Registros Akáshicos son la memoria del Universo, en ellos se guarda la historia de toda la existencia, de todo lo que ha ocurrido, de todo lo que está ocurriendo y de todas las posibilidades que encierra el futuro.

Uso terapéutico de los Registros Akáshicos

De forma general el trabajo con los Registros Akáshicos siempre tiene un enfoque terapéutico implícito, pues el objetivo de acceder a ellos es evolucionar y aprender y el aprendizaje y la evolución siempre nos ayudan a mejorar nuestros puntos débiles, nuestros bloqueos, nuestros patrones repetitivos, nos ayudan a entendernos y a comprendernos mejor y de esta manera poder mejorar en todos los aspectos de nuestra vida.

De una forma más concreta también podemos utilizar esta herramienta para indagar, entender o recibir orientación y guía en aspectos relacionados con la salud, por una parte recibiremos los beneficios que supone entender un poco mejor los motivos de que nos ocurran ciertas cosas y por otra parte podemos recibir información que nos permita encontrar la terapia adecuada para nuestra problemática o podemos obtener directrices o pautas que nos permitan resolver, de forma parcial o total, dependerá de las circunstancias, el problema que tengamos, ya sea de salud o de cualquier otro tipo. En los Registros Akáshicos podemos, por tanto,  no solamente identificar nuestros problemas sino también encontrar herramientas o guía para empezar a solucionarlos.

¿Para qué más podemos usar los Registros Akáshicos?

Los Registros Akáshicos nos pueden ser útiles también en momentos en que necesitemos tomar decisiones importantes, en épocas de cambios o cuando notemos algún aspecto de nuestra vida en el  que nos sintamos estancados. No obstante tenemos que entender que desde los Registros Akáshicos nuestros guías no nos van a decir qué hacer, esa decisión es únicamente nuestra, pero nos ofrecerán información para poder tomar una  mejor decisión.

Aprender a trabajar con los  Registros Akáshicos es una muy buena opción para cualquier tipo de terapeuta, al margen de que quiera dedicarse o no a realizar lecturas para otras personas, pues al conectarse con sus Registros Akáshicos y con sus guías pueden realizar cualquier terapia que utilicen habitualmente de una forma más inspirada.

En realidad todo el mundo puede beneficiarse de aprender a trabajar con esta técnica, aunque solo sea al nivel básico para trabajar con los Registros propios, pues al hacerlo empiezan a conectar con su verdadera esencia, con los verdaderos deseos de su alma y a conocerse más y mejor.

Cualquier persona creativa puede beneficiarse también enormemente del trabajo con los Registros Akáshicos pues son una fuente de inspiración inagotable, escribir, pintar, cocinar, componer, diseñar o cantar pueden ser actividades mucho más inspiradas trabajando con la ayuda de los Registros Akáshicos.

La inspiración nos ayuda a ser mejores en lo que hacemos, ya sea una sesión de hipnosis o unas croquetas. Siempre me gusta decir que los Registros Akáshicos no son la panacea que resuelve todos nuestros problemas, pero aún así trabajar con los Registros Akáshicos nos ayuda evolucionar, a entendernos, a mejorar en todos los ámbitos de nuestra vida y nos ayuda a sacarnos provecho y alcanzar nuestro máximo potencial y eso ya es mucho, ¿no crees?

Autor entrada: Nelson Valenzuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *