Energía vital y Reiki

¿Qué es la energía vital?

La energía vital se encuentra en todas las cosas, vivas o inertes, “TODO” es energía. Desde una piedra, una planta u árbol, un animalito, el ser humano, he incluso una mesa o nuestros celulares. Todas las cosas visibles e invisibles para el ojo humano están compuestas de energía. Nosotros mismo estamos compuestos de energía vital, somos un holograma de la creación misma. Un pensamiento, un recuerdo, nuestros recuerdos o una imagen en nuestra mente también es energía. No dejemos afuera a la música y los sonidos que escuchamos, ya que son una expresión de energía.


Energia Vital

Toda energía tiene la capacidad de transmitirse de un cuerpo a otro, siendo consientes de esto podemos tomar en nuestras manos una pequeña piedra y armonizar nuestra energía gracias a ella. Cuando estamos en la naturaleza y nos recostamos en el pasto o arena estamos armonizando nuestra energía de forma automática con la energía del lugar en el que nos encontramos ya que nuestro cuerpo de forma automática comienza a intercambiar energía con el suelo en el cual nos encontramos. Si elimináramos los zapatos, calcetines y el cemento en cual apoyamos nuestros pies a diario, estaríamos constante mente armonizando nuestra energía con la energía del planeta. Y esto de forma automática reduciría nuestros niveles de estrés y muchas de nuestras enfermedades.

 

reiki-1

¿La energía sólo afecta al cuerpo humano?

De este mismo modo cuando entramos a una habitación cargada con energías densas o llena de personas con una baja vibración (Pensamientos o emociones negativas). Nuestro cuerpo absorbe e intercambia esta energía con la de nosotros y si no estamos preparados mental y emocionalmente para hacer frente a esta energía densa, esta nos afecta de forma inmediata. Muchas veces nos damos cuenta al entrar a un lugar el nivel de vibración que este tiene. Sintiendo un ambiente  menos agradable o más agradable, según el caso.

Antes de materializar cualquier objeto o cuerpo material este es pura energía, vibrando a una gran velocidad es por esto que existen muchas cosas o seres que no somos capaces de ver o sentir. Cuando esta vibración comienza a bajar, somos capaces en algunos casos de sentirla o verla. Cuando somos capaces de ver, sentir o tocar un objeto es porque este ha bajado mucho su vibración o nosotros hemos subido la nuestra.

El cuerpo humano no es más que muchas capas de energía vibrando en diferentes niveles. Generando de este modo los distintos sistemas que componen nuestro cuerpo físico y energético. Las imágenes a continuación nos muestran cada una de las capas de las cuales estamos compuestos, yendo desde la más densa compuesta por nuestros huesos duros y sólidos, a la más sutil, el entramado mental universal, que es la totalidad sin tiempo ni espacio.

 

 

 

Autor entrada: sowelu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *