Meditación para Personas Ocupadas

Meditación es un concepto que se utiliza para la descripción de diversas disciplinas meditativas. Su objetivo principal es reducir los niveles de estrés y modificar de manera positiva las emociones, pudiendo lograr un estado profundo de relajación, mejorando la salud y el bienestar de una persona.

Puesto de manera simple, la meditación es una forma de conectarnos con nuestra sabiduría interior, colocándonos en presencia de nuestra parte más sagrada en un estado de puro ser, sin la interferencia del cuerpo, la mente, ni las emociones.

Las prácticas de meditación modernas tienen su origen en ciertas religiones asiáticas y tradiciones espirituales. Hoy en día, miles de personas de diferentes culturas de todo el mundo meditan, por lo que si usted está planteándose intentarlo, podrá encontrar más personas con ese interés.

Actualmente las personas quieren conectarse con ese aspecto de su existencia, sin embargo existe un persitente problema: la falta de tiempo. Estamos viviendo en un mundo agitado y donde la velocidad de las comunicaciones nos incita a correr todo el tiempo. Constantemente nos vemos poniendo atención en múltiples cosas a la vez, especialmente cuando se trata de trabajo, haciendo poco para controlar y ordenar. Esa modernidad que nos obliga a estar conectado con los otros, es más fuerte que nosotros, aunque es posible elegir.

 

Businesspeople walking on busy office staircase

Si decidimos darnos un par de minutos al día para despejar nuestra mente y desbloquear las emociones atrapadas, podremos comenzar a ver más profundo y conectarnos con nuestra gran sabiduría interior.

Aquí quiero mostrar que meditar no es algo difícil y que no se necesita nada especial para hacerlo, y que incluso hay formas para lograrlo si no tenemos tiempo.

 

Cinco minutos diarios

Para comenzar, sólo se necesita disponer de cinco minutos. En un principio, la recomendación es meditar un par de veces de una manera sencilla y tradicional para así conocer la sensación que nos entrega la meditación, siguiendo estos simples pasos:

1) Sentarse en una postura cómoda y relajada, con la espalda recta.

2) Cerrar los ojos sin apretarlos.

3) Concentrarse en que la respiración sea completa, es decir, llenando los pulmones de arriba hacia abajo, notando que el abdomen se llena de aire, y luego exhalando de abajo hacia arriba.

4) Sentir la sensación de simplemente estar aquí y ahora.

5) Si la mente divaga, traerla nuevamente al ahora.

Si se logra hacer esto entre 5 y 10 minutos por un par de días, se aprenderá a conocer la sensación, y luego se puede ampliar el tiempo o elegir alguna de las técnicas descritas anteriormente.

Con la practica de esta actividad, no sólo obtendrá el beneficio que otorga la meditación, sino que también podrá tomar consciencia de la importancia que tiene hacer actividades que no impliquen una obligación, sino que busca salir de la rutina. Es realmente importante que nos demos tiempo para nosotros mismos, nuestro encuentro es fundamental para ser más sanos y felices.

Autor entrada: Nelson Valenzuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *