Reflexología Podal, para el éstres

Reflexología Podal, es una técnica que consiste en aplicar una suave presión a las zonas reflejas de los pies para promover un estado de profunda relajación y estimular los procesos de curación del propio cuerpo.

La Reflexlogía Podal

Es una terapia que facilita la obtención de energía vital, ayuda a estimular el sistema inmunológico y crea un cuerpo más fuerte y una mente más tranquila.

Reflexología Podal
Reflexología Podal y el éstres

La Reflexología Podal, es una terapia segura y natural que nos ayuda a dar a nuestro cuerpo lo que éste necesita, que podría ser, concebir y llevar a un buen embarazo a término, reducir los síntomas de un síndrome de intestino irritable o hacernos sentir más jóvenes y con un aspecto más sano.

El objetivo de la Reflexología Podal

Es lograr el equilibrio, la armonía y una sensación de bienestar en el cuerpo.

En ocasiones, nos encontramos “ligeramente indispuestos o desencajados”, y nuestro cuerpo necesita equilibrio para seguir funcionando de forma saludable.

Tratamiento de Reflexología Podal

Aunque sea muy ligero, puede ayudar a crear esta sensación de equilibrio.

Los pies están en el punto más alejado del corazón y la circulación tiende a estancarse en estas extremidades, especialmente si los músculos de las pantorrillas no bombean la sangre adecuadamente hacia arriba.

Con el tratamiento de Reflexología Podal podemos ayudar a que la sangre fluya de vuelta por las piernas hasta el corazón para prevenir enfermedades.

En la parte inferior de los pies pueden también formarse acumulaciones de materiales de desecho, como los cristales de ácido úrico y calcio, porque la gravedad tira de estas toxinas hacia abajo.

El propósito de la Reflexología Podal no es sólo estimular la circulación del cuerpo, sino también dispersar estos cristales.

El Estrés

El estrés es la causa más común de mala salud en la sociedad moderna, y probablemente se encuentra un 75% de todas las consultas a los médicos de cabecera.

Es fundamental que nos demos cuenta cuando nos está afectando negativamente el estrés, y la Reflexología Podal puede ser uno de los pasos que demos para contrarrestar sus efectos malsanos.

Se puede definir el estrés  como cualquier influencia que interrumpe o altera el funcionamiento del cuerpo.

Por ejemplo, los músculos y las articulaciones están sujetos a estrés cuando corremos, y la exposición al frío somete todo nuestro cuerpo a un estrés físico.

Pero si bien prestamos atención a un tirón muscular o a una congelación, es fácil que pasemos por alto los síntomas  del estrés mental o emocional, o que los aceptemos como parte habitual de nuestra salud física y mental.

Los diez efectos principales del estrés en nuestro cuerpo.

El estrés tiene una serie de efectos negativos sobre el cuerpo, de los cuales las más desagradables son los siguientes:

  1. El cuerpo acude a las reservas de grasa para obtener energía. Estos depósitos grasos se quedan en los vasos sanguíneos y contribuyen a favorecer la arterioesclerosis (engrosamiento de las paredes arteriales). Los vasos sanguíneos se estrechan y corres el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.
  2. El corazón late más deprisa, aumenta el flujo sanguíneo por el cuerpo, lo que puede dar lugar a un aumento de la tensión arterial y a dolores de cabeza. Todos los vasos sanguíneos están bajo presión.
  3. El hígado segrega glucosa para que los músculos la empleen para producir energía. Cuando no es utilizada, la glucosa permanece en el torrente sanguíneo y puede ocasionar diabetes.
  4. Las glándulas suprarrenales segregan una hormona esteroidea, a cortisona, en dosis altas esta hormona es toxica para el cerebro y causa depresión y pérdida de memoria.
  5. La sangre se desvía de la vejiga, y si ésta no está continuamente vaciándose puede producirse una cistitis.
  6. El estrés hace bajar el sistema inmunológico, por lo que resulta más difícil luchar contra las infecciones y las bacterias tienen más oportunidades de atacarnos.
  7. Los músculos del cuello y los hombros están tensos, lo que produce dolor. Esta tensión muscular puede limitar los impulsos nerviosos hacia diferentes partes del cuerpo. Los acúfenos (zumbidos de oídos), por ejemplo, son corrientes en épocas de estrés a causa de la comprensión de las raíces nerviosas.
  8. La sangre se retira del aparato digestivo porque no es esencial en tiempos de peligro, y eso hace que éste deje de funcionar correctamente, lo que puede empeorar cualquier trastorno digestivo.
  9. El estrés afecta directamente al sistema hormonal y desequilibra las glándulas y las hormonas del cuerpo.
  10. En tiempos de estrés se limita la respiración, por lo que llega menos oxigeno a las células y, consecuentemente, se produce  una mayor acumulación de materias de desecho.

Como hacer frente al estrés.

Un excelente regalo para nuestra vida y salud, sería dejar instancias de relajación, ya sea por medio de la Reflexología Podal, de la meditación, de técnicas de respiración, del yoga, del masaje, del taichí o de la práctica de la natación o de cualquier otra actividad relajante que no.

Un simple paseo por el campo puede ser muy reparador.

Resulta especialmente recomendable el ejercicio. Cuando estamos  nerviosos tendemos a movernos de un lado a otro o a tamborilear con los dedos.

Nuestro cuerpo intenta transmitirnos un mensaje: quiere moverse.

El ejercicio ejerce un efecto estimulante sobre el cuerpo y quema las toxinas además  de aumentar nuestra provisión de oxígeno.

Nada mejor que el ejercicio aeróbico para expulsar la energía estresante, y se puede elegir entre muchos tipos de ejercicios adecuados, desde correr o ir en bicicleta hasta las clases de danza y deportes como el fútbol.

El cuerpo tiene un antídoto natural para el estrés, que se llama “reacción de relajación”. Esta reacción pone en marcha unas reacciones químicas que producen sensación de bienestar y de calma.

Tú puedes contribuir a desencadenar  la reacción de relajación con solo aprender unos sencillos ejercicios de respiración y aplicarlos cuando te encuentres en una situación estresante.

Prueba a ponerte ante una ventana abierta, respirar hondo por la nariz (imagínate que el aliento te llega hasta lo más hondo en el abdomen) y sentir cómo se te dilata el tórax. Contén la respiración unos segundos y después exhala todo lo despacio que puedas. Repítelo al menos diez veces.

relajación
Relajación y buena salud

Otros medios útiles para contrarrestar los efectos malsanos del estrés.

  • La relajación y la meditación alivian el estrés acallando la mente.
  • Puedes practicar una técnica reconocida de relajación, o bien más personal, que les venga bien a ustedes: sentarse en silencio junto al lago, ir a un parque; escuchar el ruido de las hojas producto del viento, escuchar el canto de los pájaros.
  • Sentir los rayos del sol que llegan a tu cuerpo, sentir la humedad del césped en tus pies descalzos, tomar conciencia de tu respiración, escuchar los latidos de tú corazón o acariciar suavemente a la mascota de la casa son actividades que pueden inducir un estado de meditación.
  • La risa es un tónico eficaz, reduce el estrés, y se ha descubierto que es un gran estimulante para el sistema inmunológico.
  • Observa lo que piensas. Una buena dosis de optimismo te puede ayudar a ver las cosas por el lado mejor.
  • El trabajo constante sin descanso produce cansancio e incapacidad para hacer frente a la vida. Procura dormir lo suficiente siempre que puedas. El sueño da a tu cuerpo el tiempo necesario para recuperarse, y te capacita para afrontar el estrés negativo.

Alimentos y suplementos

  • Los suplementos vitamínicos y minerales pueden ser útiles. El magnesio y el calcio actúan de manera conjunta para mantener el funcionamiento del sistema nervioso.
  • La vitamina B6 puede resultar útil si existen síntomas de agotamiento suprarrenal, y el zinc y la vitamina C contribuyen a restaurar las glándulas suprarrenales agotadas.
  • Reduce o elimina por completo el consumo de cafeína, alcohol y azúcar. Todas estas sustancias estimulan las suprarrenales, y el alcohol tiene mal efecto sobre el hígado.
  • Recuerda que el hígado desempeña un papel importante en la eliminación de sustancias tóxicas del cuerpo, entre ellas las hormonas que se liberan en grandes cantidades en situaciones del estrés.
  • Establece algunos límites y aprende a decir “no” cuando estás asumiendo demasiado.

Como puede ayudar la Reflexología Podal.

Los tratamientos regulares de la Reflexología Podal son un sistema excelente para contrarrestar el estrés en todas sus formas y contribuir a la relajación.

No es raro que los pacientes se queden dormidos durante la sesión de tratamiento, y que digan después que le han mejorado mucho las pautas del sueño.

Pueden dormir más tiempo y ya no les molestan las pesadillas ni se despiertan con frecuencia por estar acosados por las preocupaciones.

Durante el sueño profundo y descansado, el cuerpo es capaz de regenerarse y de restaurar el sistema nervioso, dejándolo dispuesto para la labor del día siguiente.

El reflejo del plexo solar

Si un paciente que llega a la terapia de Reflexología Podal, está especialmente estresado, lo notarás al trabajarle el reflejo del plexo solar.

Estimular el área del plexo solar durante un tratamiento mejorará la capacidad del paciente para soportar el estrés y la tensión de la vida moderna.

Puedes Aprender más sobre Reflexología en nuestros cursos de Reflexología Podal o Reflexología de Manos.

Autor entrada: Rocio Vassallo Godoy

1 comentario sobre “Reflexología Podal, para el éstres

    Amien

    (25 noviembre, 2015 -5:52 am)

    No se si soy BICI genia pero sed soy BICI adicta =) desde que en nobmviere 2011 me reencontre con la bici y pense9.. a ver q onda ir a laburar en bici ? No pare9 mas todos los dias Colegiales-Plaza de Mayo! es un placer! tardo menos que en subte y puedo RESPIRAR!!!Un placer poder participar!! Hay otra calle muy amigable Teodoro Garcia.. tiene una trepada linda de empedrado, pero esta muy buena y los conductores respetan bastante a los ciclistas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *