Perdonar te hace sentir libre.

Cuando te aferras al pasado con amargura y cólera, y no te permites experimentar el presente, estás desperdiciando el día de hoy. Si te aferras durante largo tiempo a la amargura y al resentimiento, eso quiere decir que necesitas perdonarte a ti mismo, no a otra persona.

Toda enfermedad proviene de no haber perdonado algo, cada vez que enfermamos  debemos  mirar  a  nuestro  alrededor  para  ver  a  quien tenemos que perdonar.

Cuando se menciona la palabra perdonar, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza? ¿Quién es la persona o cuál es la experiencia que sientes que jamás olvidarás, que nunca podrás perdonar? ¿Qué es lo que te mantiene atada/o al pasado? Cuando te niegas a perdonar, te aferras al pasado y así es imposible que vivas en el  presente. Y sólo viviendo en el presente puedes crear tu futuro.

Perdonar te hace sentir libre
Perdonar te hace sentir libre

Al   perdonar   te   haces   un   regalo: 

Te   liberas   del   pasado,   de   las experiencias y las relaciones pasadas; te permites vivir en el presente. Cuando te perdonas y perdonas a los demás, eres efectivamente libre.

El perdón siempre va acompañado de un tremendo sentimiento de libertad. Con frecuencia necesitarás perdonarte por soportar experiencias dolorosas y no amarte lo suficiente como para apartarte de ellas.

Ámate, perdónate, perdona a los demás y vive en el momento. Mira cómo se van yendo la vieja amargura y el antiguo dolor si los dejas, y cómo se te abren de par en par las puertas del corazón. Cuando te diriges a los demás desde un espacio de amor, estás siempre a salvo.

Perdona a todo el mundo. Perdónate. Perdona todas las experiencias pasadas. Eres libre.

Hay Louise, “Usted puede sanar su vida” Urano

Autor entrada: Rocio Vassallo Godoy

1 comentario sobre “Perdonar te hace sentir libre.

    johanna

    (1 marzo, 2016 -11:09 pm)

    Es muy cierto lo que dice ..pero tambien es muy dificil perdonar cuando a una le hacen mucho daño y mas aun cuando es mas de una vez…ojalá fuese tan facil ..quizas ese daño te puede causar muchos otros y trancas que alo lardo del tiempo van apareciendo…ojala pudiese cerrar los ojos y perdonar y perdonarme a mi misma por permitir que otros me dañen..gracias por escribir algo tan cierto …saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *