Deja caer tu tristeza como el árbol las hojas.

Llega el otoño parece que nos invade la tristeza, la oscuridad de la noche, la melancolía, baja la temperatura, vemos el verano irse poco a poco y parece que nuestra vida se reduce a trabajar comer y dormir… Pero es posible aprender del otoño, que deja caer sus hojas, y dejar caer nuestras penas.

La tristeza es una de las emociones que más tiempo se aloja dentro de nosotros, pues es un sentimiento en el que pensamos mucho, lo que hace que su plazo de duración sea mayor, pero tenemos que tener ciertas precauciones para que la tristeza no se enraíce en nosotros, para que la nostalgia no nos invada y se quede ahí, constante, permanente, estancada…

 

7 Consejos para dejar la tristeza caer

Superar las penas y dejarlas caer es muy posible, solamente hay que poner de nuestra voluntad para lograrlo, para cambiar nuestra manera de ver las situaciones y recuperar nuestra alegría. Es complejo y depende exclusivamente de nosotros actuar con valentía.

Aquí les dejo 7 consejos para dejar caer y superar la tristeza:

-Llora cuando lo necesites

A veces por vergüenza o por no preocupar a otras personas, no nos permitimos llorar, pero es necesario dejar caer nuestras lágrimas cuando están desesperadas por salir.

Cuando lloramos, dejamos caer nuestra tristeza en forma de pequeños recuerdos salados.

Llora si lo necesitas, a veces no podemos elegir el lugar, ni con quién estamos, pero el llanto es incontrolable en ocasiones y no es nada malo.

Se ha demostrado que llorar genera endorfinas, por lo que nuestro cuerpo se relaja y nos sentimos mejor.

Así que deja caer tus lágrimas y libera tu presión llorando siempre que lo necesites… No tengas miedo.

-Haz deporte

Moverte, hacer alguna actividad física que te guste, te hará sentir mejor, te energizará, ganas de continuar, reforzará tu autoestima y tus ganas de vivir y disfrutar. Hacer ejercicio libera endorfinas y otros químicos con los que mejorará tu estado de ánimo.

Puedes ir practicando un deporte que te guste de forma progresiva, cada semana un poco más de tiempo, para llegar a practicar una hora de deporte al día.

-Practica tu sonrisa

Intenta sonreír aunque te sientas mal, a veces es complicado porque no nos apetece sonreír, pero es necesario intentar superar nuestra pena para dibujar una sonrisa en nuestro rostro y que nuestro estado de ánimo mejore.

Regala una sonrisa a un niño cuando te mire, a ese camarero que te atiende cada día, a tus amigos, a tu pareja, no importa, pero sonríe, transmite tu alegría.

-Acepta tus sentimientos

Aceptar lo que sentimos como la rabia, pena, frustración o tristeza, podrá ayudarnos a ver la vida con una mirada más esperanzadora.

No podemos negar los sentimientos negativos, pero sí podemos dejar de disculparnos por sentirnos mal y dejar de reprimir lo que sentimos, para aceptar nuestras emociones y sentimientos.

“La vida está llena de soledad, miseria, sufrimiento, tristeza y, sin embargo, se acaba demasiado deprisa”.

-Woody Allen-

 

Post Author: Nelson Valenzuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *