Homeopatía: estado actual de esta medicina.

En un aviso presentado en noviembre de 2016, la FTC declaró que para que los remedios de homeopatía pudieran afirmar su efectividad, los fabricantes debían comprobarlo. Si no hay evidencia, los remedios deben indicar que “no existe evidencia de que el producto funcione.”

¿Entonces por qué la FTC obstaculiza a los fabricantes aumentando sus criterios? Según Business Insider, quien aboga por la aplicación de normas más exigentes a remedios de homeopatía, el fin es que estos productos tengan los mismos estándares que otros productos similares, lo que quiere decir que tienen que pasar por los mismos estudios rigoroso que los medicamentos sintéticos hechos por compañías farmacéuticas.

 

 

 

La homeópata Dana Ullman, MPH, CCH explicó:

“Si consideramos la historia antigua de la medicina homeopática, es sorprendente e incluso impactante que la FTC quiera proponer regulaciones nuevas en la actualidad. Uno no puede más que preguntarse quién o qué es lo que dirige sus…políticas…que comúnmente son el resultado de juegos entre fuerzas económicas…

… está claro que esta agencia gubernamental omite evidencia científica importante, por lo que uno se pregunta si se dedican a proteger más a Big Pharma de la competencia que a los consumidores.”

¿Qué Es la Homeopatía?

La homeopatía, fundada por el médico alemán Samuel Hahnemann a principios del siglo XVIII es un sistema médico basado en la teoría de que “lo mismo que lo causa es lo mismo que lo cura”, cuando se trata de dosis pequeñas.

Sostiene que los trastornos de salud pueden curarse tratando a una persona con dosis pequeñas de una sustancia que provocaría síntomas similares a su trastorno si se administrara en dosis grandes.

Por ejemplo, si bebe demasiado café podría sentirse agitado y tener problemas para dormir. Entonces utilizaría un medicamento homeopático muy diluido hecho de granos de café para tratar los síntomas de agitación e insomnio.

Otro principio esencial de la homeopatía es administrar dosis pequeñas, el cual se basa en la premisa de que entre más diluida esté una sustancia, más potente se vuelve el remedio homeopático. Según el Instituto Americano de Homeopatía

La Homeopatía en Realidad Es Muy Común en Muchos Otros Países

La homeopatía es utilizada por más de 500 millones de personas alrededor del mundo y ha obtenido aceptación generalizada en ciertos países como Francia, Alemania, México, Gran Bretaña y la India.

De hecho, el Centro Nacional de Homeopatía señaló que, “El médico familiar de la Reina Elizabeth de Inglaterra es un homeópata.” Se sabe también que el Príncipe de Wales, el Príncipe Charles, apoya la homeopatía, no solamente en las personas sino en los animales de su granja orgánica

El Respaldo Científico de la Homeopatía

 
A pesar de las declaraciones de la FTC de que la homeopatía no cuenta con respaldo científico, muchos estudios y expertos apoyan su uso. Ullman recopiló otro conjunto de investigaciones en apoyo a la medicina homeopática, el cual comprende lo siguiente:
 
  • En pacientes con alergias, aquellos que utilizan remedios homeopáticos reportaron mejoras en el flujo de aire nasal comparado con el grupo placebo. Con el uso de tratamientos homeopáticos, los investigadores describieron que hubo “una mejoría significativa en el flujo de aire nasal, similar al que ocurre con el uso de esteroides tópicos.”
  • En pacientes con enfermedad pulmonar crónico-obstructiva (COPD por sus siglas en inglés), el uso de homeopatía redujo significativamente las secreciones traqueales con filamentos.
  • La homeopatía disminuyó el dolor en puntos sensibles y mejoró la calidad de vida de las personas con fibromalgia.
  • La medicina homeopática fue efectiva en el tratamiento de diarrea aguda infantil, al reducir tanto la duración de la diarrea como la cantidad de veces al día que defecaban.
  • La homeopatía redujo significativamente la gravedad y duración de la estomatitis (hinchazón y llagas bucales) provocada por quimioterapias en niños.
  • La homeopatía tiene efectos positivos en niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés), especialmente en áreas de conducta y función cognitiva

 

Post Author: Nelson Valenzuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *