Autocuidado, el guardián más fuerte de la Salud.

“La teoría del Autocuidado, tiene su origen en una de las más famosas teoristas norteamericana, Dorotea Orem, nacida en Baltimore, Estados Unidos. El autocuidado es una actividad del individuo aprendida por éste y orientada hacia un objetivo. Es una conducta que aparece en situaciones concretas de la vida, y que el individuo dirige hacia si mismo o hacia el entorno para regular los factores que afectan a su propio desarrollo y actividad en beneficio de la vida, salud y bienestar. “

 

Autocuidado

 

Esto aparece en un artículo de Internet cuando busco en Google, Autocuidado. Se refiere a una teoría del autocuidado que realiza una autora en los campos de la enfermería y es bastante claro, con mapas conceptuales y ejemplos que son bien científicos, sin embargo yo me pregunto en términos concretos y cotidianos ¿Qué es autocuidado? Y me imagino una persona que se encuentra consciente de sí misma y lo que le ocurre, lo que consume, como se comporta. Pienso en ese concepto y aparecen en mí cosas tan simples como ejercitarse frecuentemente, comer sano, reír, visitar a alguien que pueda revisarme emocionalmente y estar conmigo tranquilo, pero…

¿Qué es lo que realmente vemos cuando estamos hablando de una población que se preocupa de su salud?

Isapres, Hospitales, Clínicas, Farmacias, Laboratorios Farmacéuticos, Doctores, Consultorios, y gente enferma gastando todo su dinero en esos servicios que suponen ser derechos humanos.

Parece que hay elementos erróneos y nocivos en esta ecuación. ¿Por qué repletar-nos de medicamentos cuando estamos enfermos y por qué no cultivar el cuerpo, la mente y el espíritu para poder evitar esas situaciones?

Lamentablemente estamos en un mundo, una época y en una sociedad donde pretendemos solucionar todo con botones, pastillas, polvos mágicos y nos olvidamos totalmente del proceso que conlleva la auto-construcción, el auto-cuidado, autoestima y tantos “autos” que, de manera paradójica, no conducimos, sino que dejamos conducir.

Eso por un lado. Siempre es bueno alimentarse bien, visitar el interior de cada uno, leer libros, abrazar a los seres queridos, llevar una vida de cual uno se sienta consciente y satisfecho, eso lo sabemos. De ahí a hacerlo es asunto personal.

Por otro lado, he estado leyendo a propósito de causas de muerte en Estados Unidos, mafias farmacológicas y asuntos algo paranoicos sobre muerte y medicina, y es que investigadores del hospital Johns Hopkins afirman en un estudio realizado por ellos que el cáncer y las enfermedades cardíacas son las primeras causas de muerte en Estados Unidos (lo esperable) , sin embargo lo más alarmante es que la tercera causa son los errores médicos.

Los expertos del centro concluyeron que alrededor de 250 mil personas al años mueren por fallas médicas, lo que supera los fallecimientos por enfermedades respiratorias, accidentes, infartos y el Alzheimer. Y así suman los casos y otros mecanismos de manejo de información. 

Finalmente y luego de leer sobre auto-cuidado por un lado y sobre causas de muerte por negligencia médica por otro, os sugiero pensar soluciones que actúen de manera preventiva, es decir:

¿Para qué necesitar la medicina y enfermarnos constantemente y por qué no vivir una vida sana y consciente que nos aleje de esos lugares? Sí, eso, vivir sanos y conscientes, observándonos, y disfrutando cada momento que ocurre.

 

Post Author: Nelson Valenzuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *